3 días en Chiang Mai

.. 3 DÍAS EN CHIANG MAI ..

Después de aterrizar en tierras tailandesas y haber pasado una noche en Bangkok, llegamos a Chiang Mai para disfrutar de la ciudad solamente 3 noches.

Desde el minuto uno nos enganchó.

El encanto de ser una ciudad amurallada, de tener una magnífica oferta gastronómica y también turística hizo que nada más llegar nos diéramos cuenta de que deberíamos regresar para poder disfrutarla al 100%.

Nuestra ruta por el norte no nos daba la posibilidad de alargar nuestra visita unos días más, así que organizamos los sitios para nosotros “imperdonables”, los repartimos sobre la marcha en los días de los que disponíamos y nos fuimos a recorrer la ciudad.

Nos alojamos en un hotel pequeñito que había abierto tan sólo unos meses antes. GOLDENBELL HOTEL. A través de TripAdvisor vimos que tenía pocas pero muy buenas críticas, desayuno incluido y (para nosotros) un precio de escándalo. 25 euros la noche.
El personal del hotel nos ofreció un trato inmejorable, y su piscina en la planta baja, al lado de la entrada, nos vino fenomenal para relajarnos a última hora de la tarde, cada día, al regresar de las caminatas.

Vista desde el corredor de nuestra habitación.
Habitación doble.
Nuestras visitas en la ciudad fueron las siguientes:
1.  Recorrer la ciudad amurallada deteniéndonos en los templos que encontrábamos a nuestro paso.

 Este fue el primer templo que visitamos, y tuvimos la suerte de ver algún monje practicando sus rutinas diarias.
La verdad que el ambiente del lugar era de lo más tranquilo y relajante.

 Conviene recordar que las mujeres deben cubrirse hombros y rodillas para visitar los templos. En la mayoría de ellos no tendréis problemas para encontrar un pañuelo con el que cubriros ya que te los ofrecen a la entrada en caso de ser necesario.

 Templo Wat Chiang Man. Es el más antiguo de la ciudad. Nos encantó por el tremendo trabajo de sus  fachadas.

2.  Alquilar una moto y subir al DOI SUTHEP.
Alquilamos una moto en una de las miles de empresas que te encuentras en toda la ciudad. Teníamos algo de recelo a la hora del alquiler ,ya que todo el mundo nos decía que uno de los timos más frecuentes en Tailandia era el del pasaporte y la moto.
Al alquilar te piden el pasaporte a modo de fianza, y según las malas lenguas… 🙂  después al devolverla se inventan todo tipo de muescas en las chapas, rayones etc para poder cobrarte lo que ellos consideren a cambio de devolverte el pasaporte.
Para nosotros el alquiler de la moto no fue un problema. Ibamos con la lección aprendida así que negociamos con la chica que nos atendió, para dejarle una fianza en metálico y no jugárnosla con los documentos. Hicimos fotos de toda la moto, para acreditar de alguna manera los rayones que ya tenía y listo.
Consultamos el mapa y pusimos rumbo al Parque Nacional de  Doi Suthep.
El templo se encuentra en un monte a las afueras de Chiang Mai (17Km). El trayecto, una vez que sales de la ciudad es muy tranquilo(no hay mucho tráfico) y precioso ya que transcurre entre naturaleza la mayoría del tiempo y la carretera está en buen estado ( con el paso de los días nos dimos cuenta de que NO en toda Tailandia ocurre esto :O)

Una vez arriba… y después de subir 306 escalones…. pudimos llegar a ver de cerca la famosa estupa dorada del templo.

Una vez visitado el templo, aprovechamos la moto para visitar también otras zonas del Parque Natural.
La siguiente parada fue una de las cascadas. En la misma carretera que te sube al templo, tomamos un desvío que nos llevó a este pequeño escondite.

Al ser temporada seca(Marzo) las cascadas no tenían mucho caudal, pero el sitio fue perfecto para sentarnos un rato y refrescarnos; antes de regresar a la ciudad.
Os añado una foto de la empresa con la que alquilamos la moto. La nuestra estaba dentro de la muralla, pero creo que tienen alguna más repartidas por otras zonas de la ciudad.
3.  Visitar una reserva de elefantes. 
Nuestra primera idea era hacer esta actividad con Elephant  Nature Park; por sus inmejorables opiniones y el maravilloso trabajo que sabemos que hacen con los elefantes; pero cuando nos pusimos en contacto con ellos ya estaban a tope para esos días.
Así que al final nos decantamos por Baan Chang Elephant Park.
La experiencia no pudo ser más gratificante. Pasamos todo el día en el campamento. Nos explicaron las situaciones de abuso en las que vivían los animales antes de ser rescatados, pudimos darles de comer, acariciarlos, subirnos a sus lomos y finalmente bañarnos con ellos.

Hoon Moon, no había manera de sacarla del agua…. 🙂

Nuestro grupo preparado para alimentar a los elefantes.
Queremos dejar claro, que en esta reserva, los elefantes no son obligados ni a pintar cuadros, ni jugar al balón, ni cosas por el estilo. Era algo que teníamos muy claro, preferíamos prescindir de la actividad antes de contribuir con actividades en las que se obliga a los elefantes a repetir una y otra vez la misma acción, creando un espectáculo y muchas veces siendo controlados con artilugios punzantes y demás.
Así que animamos a todo el mundo a que elija este tipo de reservas en las que de verdad cuidan y protegen a los elefantes.
Pasamos un día que no olvidaremos nunca 🙂
4.  Visitar un poblado “tradicional” poblado hmong.
Habíamos leído que hoy en día estos poblados habían perdido su encanto, ya que con la llegada de los turistas, los pueblos se habían convertido en meros mercados. La verdad que la sensación Sí que fue un poco esa. 
En la vida tradicional ,estas mujeres producen telas con bordados geométricos y coloridos para ropa y complementos. Se dice que en la antigüedad , estos bordados se usaban también como medio de comunicación a través de un código de pespuntes y puntadas.
Tuvimos la suerte de ver a alguna señora bordando, pero la mayoría de las calles del poblado están abarrotadas de tenderetes y hay un espíritu más comercial que tradicional.
Os dejamos un pequeño video para que os hagáis una idea.
5.  Visitar el Night Bazar.
Se trata de una innumerable serie de calles llenas de tenderetes en donde encontramos las primeras de nuestras compras del viaje. Los precios son aún mejores que en Bangkok por lo que aprovechamos para surtirnos de camisetas, recuerdos, y algún objeto de decoración. 
Las tiendas se mezclaban con zonas de restaurantes….lugares donde darte un masaje, fish spa, y demás comercios.
Si te alojas en la ciudad vieja, el trayecto se puede hacer perfectamente andando , aunque nosotros aprovechábamos para darnos un paseo en tuctuc.

 Puesto de pad thai….

 Una calle de Chiang Mai

Calle cercana al Night Bazar.
Para los que tengáis la posibilidad de pasar algo más de tiempo en la ciudad, aquí os dejamos algunas  de las actividades que a nosotros nos quedaron pendientes.
– Si vuestra visita coincide con el fin de semana, no dejéis de visitar el Sunday Walking Street. Horario (16.00 a 24.00)Un mercado de artesanía. Si no podes ir por ser domingo, los sábados se monta un mercado parecido en TH WUALAI; el Saturday Walking Street.
– Talat Warorot. Es el mercado más antiguo de la ciudad. Se encuentra en una plaza cubierta.En él podéis encontrar desde recuerdos,ropa y objetos tradicionales a un precio inferior que en el resto de mercados. Abierto de 6.00 am hasta las 17.00.
– Hacer un curso de cocina tailandesa. Hay montón de escuelas por toda la ciudad. Se elabora un menú típico de la gastronomía tailandesa,te dan las recetas y después de cocinar, degustáis todos los platos.Muchas de ellas se encuentran en granjas o zonas rurales a las afueras. Los precios andan por los 1000 THB.
– Hacer un curso de masaje tailandés. Nosotros no tuvimos el placer de poder hacerlo, por falta de tiempo.  Tenemos buenas referencias de la Escuela de Masaje Tailandés Nuad Boran. Son españoles y muy profesionales. Quizás en nuestro próximo viaje les hagamos una visita.
– Visitar Pai. Un pueblo “hippie” que se encuentra en un valle al noroeste de Chiang Mai.
Muy conocido hoy en día por todos los mochileros que visitan Tailandia. Un lugar ;dicen; con un espíritu especial. Tranquilas callejuelas, pequeños mercados y mucha naturaleza alrededor.
Dispone de mucha oferta turística a la vez , ya que podemos disfrutar de todas estas actividades: kayak, rafting , fuentes termales, senderismo, visitas a varias cascadas, cursos de cocina, cursos de masaje tradicional…..
Definitivamente, si tenéis la opción; no os lo perdáis.
Y por último……
¿Cómo hemos llegado a Chiang Mai??
Nosotros llegamos en avión. Volamos con la compañía Thai Lion Air y la verdad que genial. El precio del billete fue de 25 euros por persona con la opción gratuita de facturar una mochila. Vuelos súper puntuales y aviones nuevos.
Podéis encontrar también chollos de vuelos con Air Asia y Nok Air… 
Nosotros habíamos barajado las 3 compañías…y simplemente fue el precio del vuelo lo que nos hizo decantarnos por la Thai.
En cambio…para bajar hasta Surat thani, y luego cruzar a las islas del golfo, volamos con Nok Air…
Pero eso es otro episodio que os contaremos más adelante…
Hasta muy pronto!!!

1 comentario en “3 días en Chiang Mai

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *