Marruecos: Día 1. Llegada a Marrakech.

Hola de nuevo!!

Antes de empezar a desarrollar cada día de nuestro viaje, os dejo una lista de tips a tener en cuenta antes de llegar.

Moneda: Dirham Marroquí –  MAD – 10,14 euros a día de hoy.
Recomendamos que cambiéis directamente en Marrakech o la ciudad de entrada el día que lleguéis. Si podéis evitar cambiar en el aeropuerto, hacedlo. En cualquier casa de cambio de la ciudad encontraréis mejor cambio. Si no tenéis el traslado contratado, cambiad únicamente para el gasto del taxi.

Mapa: No busquéis. Los hay, pero no os ayudarán en vuestra estancia, la mayoría de las calles y derbs están cruzados unos con otros; así que es un lío… mejor dejarse llevar.
Nosotros teníamos algunos locales o tiendas de referencia en la medina y nos ayudábamos de ellos para regresar al hotel, llegar a la plaza, etc.

Idioma: Todos. No os preocupéis si vuestro inglés o francés no es muy fluído. La mayoría de la gente se defiende en castellano.

Propinas: Hay costumbre de dar propina en los bares, a los camareros, taxistas y maleteros de los hoteles.

Aeropuerto: En nuestro caso Marrakech- Menara. Está a 6 km de la ciudad. El precio del taxi son 10 euros. Fijad claramente la tarifa antes de subiros o intentar convencer al conductor de que os ponga el taxímetro…aunque no creo que lo consigáis 🙂

Derb: Son callejones sin salida, normalmente ocupados por viviendas y Riads.

Telefonía: Cuando nuestro viaje supera los 5 o 6 días, acostumbramos a comprarnos una tarjeta SIM local para poder disponer de saldo para hacer alguna llamada, y datos para conectar con la familia y amigos. En este caso elegimos la compañía Maroc Telecom. El precio fue de 5 euros con 3Gb de internet. En la mayoría de quioscos o estancos podéis recargar la tarjeta con los megas o gigas que necesitéis.

Compras: Siempre, siempre regatead. Sabemos que no a todo el mundo se le da bien, y la mayoría de la gente, no disfruta de ésta tradicional forma de negociar, pero es importante que lo hagáis si no queréis que os estafen 🙂

Y ahora sí, paso a contaros como fue nuestro viaje.

Día 1.

Llegamos a Marrakech en el vuelo de Ryanair a las 15.00 de la tarde e Ibrahim ya nos estaba esperando en la terminal. Cogimos el coche y pusimos rumbo a la Plaza Jemaa El Fna. Desde allí…callejeamos unos minutos hasta llegar a nuestro Riad, que se encontraba en plena medina.

El Riad El Gnaouia. Para los que no conozcáis éste tipo de hoteles; son casas tradicionales, con un patio interior (en el que siempre está presente el agua); y, alrededor de ese patio se van distribuyendo las habitaciones.

Allí nos esperaba Hamid ( De viajes marrakech ), para enseñarnos el hotel y concretar horarios ya que al día siguiente saldríamos en excursión hacia Essaouira.

El patio interior, la fuente iluminada durante la noche, la azotea llena de cojines y sofás donde poder relajarte y tomar un té antes de finalizar el día… Todo tenía un encanto especial.

Tuvimos el riad para nosotros solos durante las 2 primeras noches. Fue increíble poder disfrutar de aquella tranquilidad.

Nos dieron las 4 y media de la tarde. No habíamos comido nada, así que salimos para buscar algún lugar y acabamos en Oscar Progress. Se encuentra en una de las calles que salen de la plaza.  Restaurante tradicional, genial situado, y con una extensa carta. La verdad, que nosotros repetimos varias veces. Botella de agua grande, un tallín para cada uno y unas aceitunas (umm..no dejéis de probarlas) 100 dirhams = 10 euros.

Durante la tarde aprovechamos para conocer Gueliz, la parte nueva de la ciudad. Fuimos dando un paseo desde la medina y la verdad, no tiene mucho. Grandes hoteles, un centro comercial, restaurantes y zonas residenciales. Nos sentamos en una terraza y nos pasamos un rato perdidos viendo la gente pasar.

Al anochecer nos acercamos de nuevo a la Plaza Jemaa El Fna. Habíamos visto fotos y nuestros familiares nos habían contado acerca del ambiente constante que tenía la plaza… pero no nos imaginamos que fuera a ser así. Nos encantó desde el primer momento. Los vendedores de ropa y souvenirs; se mezclaban con encantadores de serpientes, mujeres haciendo tatuajes de henna, camareros de los restaurantes cercanos captando clientes, boxeadores, y puestos y puestos de comida en la calle…. en fin… un popurrí indescriptible. Imposible aburrirte.

Cenamos en uno de los puestos de la plaza. Concretamente en en Nº1. Todos los puestos de comida tienen un número en el toldo rojo que los cubre.
Se llamaba Casa Aisha. Ensaladas, pinchos morunos, sopas, tallines, carnes a la parrilla… todo riquísimo y a un precio genial. Así que lo recomendamos a todo el mundo. Cenar en medio de la plaza tiene un sabor especial 🙂

Después de disfrutar de la gastronomía marroquí, regresamos al hotel para descansar. Al día siguiente nos tocaba madrugar ya que nos íbamos a conocer otra nueva ciudad: Essaouira.

1 comentario en “Marruecos: Día 1. Llegada a Marrakech.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *