MARRUECOS: Día 3. MEDINA DE MARRAKECH

Era nuestro tercer día en la ciudad, pero el último a pleno rendimiento, ya que al día siguiente nos íbamos hacia el desierto de Merzouga.
El chico que nos acompañó, se llamaba Raduán; y, al igual que Ibra, hablaba un español perfecto.
Paseamos por toda la medina de la ciudad. Nuestra primera visita fue la Madraza de Ali Ben Youssef.
Fue la mayor escuela coránica de todo el norte de África; fundada en el siglo XIV.

Empezamos la visita en su patio, precioso; suelo de mármol, y las paredes adornadas de arriba a abajo. Azulejos, caligrafías esculpidas….una auténtica maravilla.

 Entrada a la sala de oración.
Es increíble el trabajo de cada repujado en paredes, columnas, techos…
Pasamos a la parte interior del edificio, para ver las habitaciones de los estudiantes.
Distribuidor central. De él, salen los pasillos a las habitaciones.
Puerta de una de las habitaciones.
    La verdad, que daba un poco de agobio. Las habitaciones eran sumamente pequeñas y el mobiliario        se resumía en un colchón y un pupitre donde estudiar.
Después de la visita, seguimos callejeando por la medina.
     Plaza dentro de la medina.

Centro de Salud.
Puesto de Tallines.
Túnel en el callejón.
Nuestra siguiente parada fue el Palacio de la Bahía.
Construído en 1860 para Ahmed ben Moussa, gran visir de los alauitas de la época. En él vivía con sus 5 esposas.
Al cruzar la entrada, llegamos a un precioso patio lleno de plantas y flores. En él se distribuyen las habitaciones de las distintas mujeres y un pasillo que lleva a un segundo patio lleno de azulejos aún más bonito.
Repujados en yeso.
Tallas en los arcos del jardín.
Azulejos.
Fuente del patio interior. 
Continuamos el día, con la tercera y última visita.
Las tumbas Saudíes.
En éste lugar se encuentran las sepulturas del sultán Ahmed el-Mansour el -Dahbi, sus mujeres y otros príncipes y personalidades.
Dependiendo de la importancia o poder que tuviera esa persona, la tapia de su sepultura variaba . De manera que se pueden apreciar, sepulturas finalizadas con un simple mosaico, o , por el contrario, otras (las de las personas con más poder), rematas con tallados en madera o piedra.
Entrada a las Tumbas Saudíes.
Jardínes. Todas las placas que se ven a la derecha de la barandilla, son sepulturas.
Sepulturas.
Mausoleo con las sepulturas más prestigiosas.
Para terminar la jornada, dimos una vuelta por los diferentes zocos de la ciudad hasta llegar a la plaza de las especias. Donde dimos por finalizado el tour, no sin antes aprovechar el momento para tomarnos un café, en la azotea del café des espices.
Plaza de las especias.
Vistas desde la azotea.

1 comentario en “MARRUECOS: Día 3. MEDINA DE MARRAKECH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *